El próximo lunes, 12 de septiembre, los alumnos de los institutos de Secundaria de Las Rozas comenzarán con normalidad el curso escolar, excepto los matriculados en el IES García Nieto cuyas instalaciones no están terminadas, debido a un importante retraso en la última fase de construcción de este centro de educación pública.

Así, la única solución propuesta por la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha sido la instalación de unos barracones donde ubicarán a los 120 alumnos de tercero de la ESO, mientras que los 105 de 1º de Bachillerato serán trasladados al IES Las Rozas I. Una solución que no ha convencido ni a padres ni a docentes que, una vez más, asisten con preocupación a un inicio de curso escolar que a juicio de Contigo por Las Rozas va a ser complicado.

Para el concejal de Contigo, Valentín Villarroel  «se trata de un parche, fruto de una lamentable improvisación, porque la Consejería no ha sabido hacer una adecuada planificación en la construcción del centro. Una situación que se repite en otros muchos municipios de la Comunidad de Madrid donde se ha utilizado esta misma fórmula de construcción,  por fases. Esta fórmula, junto a la penosa planificación de la Consejería de Educación, lleva años provocando este tipo de deficiencias, que reducen considerablemente la calidad del acceso al derecho a la Educación en la Comunidad de Madrid».

Según las últimas noticias, se espera que las aulas, que debían estar terminadas en septiembre, estén finalizadas en enero de 2017. Durante todo ese tiempo, parte del profesorado tendrá que desplazarse más de una vez al día, entre su centro y el IES Las Rozas I.

 Problemas en otros centros

Aunque es el más grave, no se trata del único problema de los centros públicos de Las Rozas. De hecho, durante las últimas semanas de julio, Valentín Villarroel ha mantenido diferentes reuniones con la dirección de los institutos públicos de la localidad, para conocer de primera mano la situación de los centros públicos al inicio del curso escolar.

Por ejemplo, el IES Las Rozas I, centro de línea 3, que al ser el único del municipio que no es bilingüe, tiene menos alumnos, menos recursos y un presupuesto cada vez más ajustado. En el otro punto de la balanza se encuentra el IES Carmen Conde, que con más de 800 alumnos y 5 líneas, cuenta con clases sobresaturadas en la que se dan casos de alumnos con mala visibilidad de la pizarra.

 Otro centro que vive con incertidumbre el inicio del curso escolar es el Federico García Lorca (Las Matas) que recientemente ha pasado a ser un centro bilingüe con los cambios que supone. En este centro, al igual que en el resto, continúa existiendo una falta de profesorado, consecuencia de las políticas de recortes llevadas a cabo por el Gobierno de la Comunidad de Madrid.